Somos unos crédulos, está científicamente demostrado

   /   11 noviembre 2014   /   Ética Somos crédulos - The Creative Riot

Cuando la ciencia se mete en medio no sabemos qué vendemos… y nos creemos todo lo que nos dicen que compramos

No hay mejor lubricante para una mentira que la apariencia de certidumbre que le da la ciencia y por desgracia, a menudo los comunicadores venimos de las ciencias sociales o de las humanidades y no nos damos cuenta de que somos cómplices de muchos engaños que prostituyen la ciencia. Yo hice el bachillerato científico y desde mis escasos conocimientos siempre he tenido la sensación de que, cuando la ciencia se mete en medio no sabemos qué vendemos ni qué compramos (coenzima Q10, probióticos, crema con célula frescas… ¿sigo?). Así que, en nombre de todo aquello que se respalda con hechos y evidencias tangibles, vamos a repasar tres trampas de la publicidad que habría que evitar cometer.

Natural no significa mejor

Hay cantidad de substancias que te matarían en segundos y que son totalmente naturales. La intervención humana no tiene por qué ser sinónimo de pérdida de calidad. Puede que un proceso de manipulación genética mejore un determinado alimento a nivel nutricional. O no. Cada producto es un caso. Eso sí, la asociación a los valores verdes es tan potente que resulta peligrosa: la nueva Coca-Cola Life te va a dar diabetes igual aunque probablemente beberás mucha más creyendo que es sanísima. Y está por ver si el sustituto del azúcar que lleva la Zero es bueno.

¿Cómo evitar que te engañen y cómo evitar engañar a los demás? Aplica protocolos de aislamiento mental para todo lo natural, ya que este adjetivo puede ser el camuflaje, de todo tipo de ambigüedades e inconcreciones. Después de todo, si los tomates originales eran amarillos, ¿qué es natural y qué no?

Homeopatías

Mi favorita: hay gente que trata con homeopatía a sus hijos y hasta un proveedor de embutidos de los supermercados Veritas aplica tratamientos homeopáticos a su ganado. ¿Cual es el problema con la homeopatía? Literalmente: ninguno. Su fundamento es que la introducción en el cuerpo de una pequeña cantidad de una substancia provocará una reacción de autodefensa contra los males que sufre (por ejemplo una infección). Sin embargo, esa sustancia no tiene por qué tener propiedades antibióticas o antinflamatorias. Pero es que además, para evitar riesgos, esta substancia se introduce en concentraciones tan bajas, que posiblemente, lo que te tomes no contenga el principio activo por el que pagas (o sea, que no hay ningún problema ni ninguna solución). Además, la homeopatia fue inventada en 1796 y los descubrimientos de Pasteur que dieron lugar a la medicina moderna son de la década de 1860, así que es totalmente lícito dudar de que esto funcione.Y por cierto: que a ti te vaya bien no es un argumento. Podrías estar sugestionado por e efecto placebo… ¡que sea bueno no hace que sea cierto!

Por si te queda alguna duda, mira qué sucede si te tomas una caja entera de somníferos homeopáticos:

Lo ético

Supongo que tienes dudas razonables de la eficacia de la mayoría de ONG, ¿verdad? Es complicadísimo garantizar que tus donativos repercutan en beneficios reales y siempre que consumes comercio justo, llevas a cabo un acto de fe, porque nunca compruebas si lo que te dicen es cierto. Ahí va una historia personal. ¿Conoces la antroposofia? Es una secta, tal cual. Lo que pasa que son majos porque no hacen sacrificios humanos ni exterminan a los infieles. Pero tienen un banco. Lo mismo te suena: Triodos Bank. Su vicepresidente puede ir sin escolta por la calle y salir en televisión sin ser abucheado porque no invierten en economía especulativa. Yo soy cliente suyo por esa razón, pero cuando descubrí que pertenecían a esta secta, me cagué en todo. Es uno de los enfados más gordos que he cogido en mi vida. Porque sí es cierto que Triodos solo inverte en cultura, educación, servicios sociales y medio ambiente. Pero, invertir en esos ámbitos sirve para financiar (y a interés bastante bajo) a todas sus movidas: las escuelas Waldorf (saca a tus hijos de ahí) o la agricultura biodinámica (un sacacuartos). Y lo peor es que yo no solo me tragué sus cuentos, sino que conseguí que un puñado de mis amigos se pasaran a esta entidad… porque es ética.

Lo peor de todo esto es que no hay otra solución que no pase por ir rectificando nuestros errores sobre la marcha porque es impossible no cometerlos. Y a veces no somos lo suficientemente sabios para rectificar.

Fotografía: Bjorgvin Gudmundsson

Share Button

Oscar Arenas Larios  

Un mal copy que tuvo que repetir su carta de presentación decenas de veces para que le ficharan en AFTERSHARE.TV. También escribo en Hemisferi dret y en Piensa es gratis.


y tú...¿qué opinas?


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR