Redes sociales, autopromoción y… creatividad

   /   19 diciembre 2014   /   Libros redessociales

El branding personal según Deckers y Lavy: Cómo usar las redes sociales para promocionarte

Eric Deckers y Kyle Lacy saben de lo que hablan, para posicionarnos como marca online debemos preguntarnos”¿qué nos diferencia del resto?”. Decker y Lacy son expertos en la utilización de las redes sociales para la autopromoción. Por eso, el título de su obra es sencillamente éste: Branding personal. Cómo usar las redes sociales para promocionarte (2013).

A pesar de hablar de las TIC, la estructura de la obra es clásica. Está dividida en tres partes: Parte I: ¿Por qué debería preocuparme por la promoción personal; Parte II: Nuestra fortaleza es la red de contactos. Vamos a construirla; Parte III: Promocionar nuestra marca en el mundo real. Ya en el subtítulo hallamos la idea principal, el resto del libro es una sencilla y rigurosa explicación. Para los autores, el branding personal consiste en promocionar un@ mism@ los eventos que organiza, sus logros y sus fracasos. Se trata de aumentar la visibilidad y llamar la atención, incrementando así el tráfico de nuestra web y/o blog. El primer consejo que nos dan es que debemos dar antes de recibir. Si damos a conocer los logros y trabajos de otras personas, nos convertiremos en personas influyentes, puesto que la comunidad online nos verá como una fuente de información.

Lo más interesante del libro se da, como en toda novela clásica, en el nudo, es decir en la segunda parte. Este apartado trata del porqué/cómo crear/mantener un blog, del uso de LinkedIn para la promoción profesional, así como de la utilización correcta de Facebook, Twitter, Youtube, Google+, Pinterest, Quora, etc.

El Blog

El primer paso que proponen es la creación de un blog. No debemos olvidar que Eric Deckers es co-propietario y vicepresidente de Professional Blog Service, una agencia que ofrece servicios de blog a empresas. Para Deckers y Kyle, un blog es importante puesto que “(…) recoge todos nuestros conocimientos, es la base de nuestra marca personal, (y) representa un texto virtual donde plantaremos la semilla que algún día será nuestra marca.”[1] Los autores recomiendan comenzar por Blogspot o WordPress por su facilidad y funcionalidad, pero mencionan a Tumblr, como posible sustituto de WordPress, al parecerse a Twitter. También presentan TypePad, una plataforma blog que toma lo mejor las anteriores por 4,95 euros al mes, y gratis si eres periodista y lo acreditas.

Una vez elegida la plataforma, debemos tener claro sobre qué escribir. La clave está en la concreción. Al centrarnos, aumentaremos la probabilidad de captar la atención de personas y empresas interesadas, puesto que estaremos dando información y consejos gratis. Si a eso le añadimos el argumento de autoridad estaremos otorgando profesionalidad. Debemos tener en cuenta que las personas llegarán a nuestro blog gracias a los motores de búsqueda, pero una vez entren, se quedarán por la calidad de los mensajes.

Linkedln

En palabras de los autores, “LinkedIn es una red que nos pone en contacto con otros profesionales o con personas que, a su vez, nos pueden poner en contacto con terceros.”[2]  LinkedIn es algo más que un Curriculum Vitae online, puesto que además de esto, sabe incluir las ventajas de las redes sociales. Precisamente, una de las funciones más interesantes es que podemos indicar nuestro nivel de vinculación con las personas que aparecen en la base de datos. Decker y Kyle afirman que lo importante es transformar nuestros contactos en conexiones, es decir, en personas que hablarán bien de ti. Ahora bien, se trata de una red social para profesionales, no debemos confundirla con Facebook o Twitter, y por ello, no debemos sincronizarla con estas plataformas.

Twitter y Facebook

Sobre Twitter y Facebook, los autores no aportan nada que a estas alturas no sepamos ya. Ambos pueden ser herramientas útiles para promocionar nuestra marca, pero debemos tener claro qué podemos hacer y que no deberíamos hacer. No es necesario recordarlo, o sí. No debemos publicar jamás contenido racista, homófobo, machista, xenófobo (y ese largo etcétera de fobias que deberíamos enterrar como personas). Tampoco debemos publicar fotografías que nos puedan perjudicar, como las que se hacen entre las 23h y las 6h.

Pawel K Facebook Branding

Facebook ofrece la posibilidad de crear un perfil profesional. Si tenemos en cuenta que esta red social llega a millones de personas, dicha página puede ayudar al alcance de nuestra marca.

Podemos escoger entre empresa, organización o institución; marca o producto; artista, grupo de música o personaje público; entrentenimiento; causa o comunidad. Es una herramienta útil si sabemos utilizarla correctamente y decentemente; insisto en las fotografías.

Google Analytics

Para llevar a cabo una campaña de autopromoción, debemos ser constantes, coherentes y no esperar resultados rápidos. No sólo eso, sino que deberíamos conocer la efectividad de nuestra marca. Pero, ¿qué debemos medir? Básicamente el alcance, la calidad de los contactos, la visibilidad en los motores de búsqueda y la influencia. Para llevar a cabo esta operación, los autores nos proponen Google Analytics. Esta aplicación mide: el origen del tráfico que recibimos, la cantidad de visitantes, las palabras clave que más atraen a los usuarios y los artículos que presentan un porcentaje menor de rebote. Esta herramienta no sólo resulta fácil de usar, sino que además es gratis.

Saltarse RRHH

En la edición española de 2013, Anaya ha utilizado el formato impreso de manual, con lo que visualmente nos indica que no es estrictamente necesario leer desde el primer al último capítulo. A pesar de ser un libro pragmático y organizado, hay momentos que pierde fuerza. Contiene múltiples ejemplos, verídicos e inventados, y éstos últimos son excesivos y ralentizan la lectura. También es innecesaria la inclusión de conversaciones Twitter de los dos autores. Posiblemente sea la traducción, pero la mayor parte de los “chistes” ni se entienden, ni hacen gracia. Un punto a favor, es la incorporación de Impr pant que proporcionan una visión real de lo que se está hablando.
Hacia el final de la obra, Deckers y Kyle proponen una regla: saltarse Recursos Humanos y trabajar con nuestra propia red de contactos. Para que esa red de contactos sea efectiva y profesional, es imprescindible una buena campaña de promoción. Este branding personal no es sólo publicidad, debe existir una coherencia en la experiencia. Es decir, si eres fotógraf@ profesional, no puedes promocionarte como tal y luego no comprender la velocidad de obturación. Y es que “(…) las marcas fuertes no son las que tienen la mejor publicidad o el mayor presupuesto, sino las que muestran una mayor claridad.”[3]

Además, los autores se olvidan de recordar algo importante, algo que ya nos recordó Cris Busquets en su artículo “¡Mira, la última campaña de Mixta! ¡Ah, no! Que es de Muchoviaje…”: si queremos posicionarnos, tendremos que buscar nuestro lugar, hacerlo en territorio de otra persona utilizando su mismo lenguaje, no nos va a beneficiar. Así pues, podemos añadir: Branding personal. Cómo usar creativamente las redes sociales para promocionarte. 

 

[1] DECKERS, Erik; LACY, Kyle (2013) Branding personal. Cómo usar las redes sociales para promocionarte. Madrid: Ediciones Anaya, p. 59

[2] Ibidem, p. 96

[3] IND, Nicholas; SARACCO, Cristián (2009) “Branding y Arte” en Harvard Deusto Marketing & Ventas Dossier. nº 90 pp. 47

Share Button

Marina Hoyos  

Me muevo entre la literatura española de finales del XIX y las redes sociales del XXI; y entre el cine de Vittorio de Sica y Wile E. Coyote and the Road Runner. La imaginación y el humor: las mejores armas contra el inmovilismo. Comunicóloga, humanista... Ver perfil →


y tú...¿qué opinas?


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR