¿Quieres ganar un Laus? ¡Sé un clon!

   /   4 julio 2014   /   Diseño Premios Laus 2014

¿Quieres ganar un premio de diseño? Nosotros te contamos cómo, pero te advertimos que deberás renunciar a ti mismo

El pasado 26 de junio se celebró en Barcelona la ceremonia de entrega de los premios Laus, unos premios de diseño organizados por el ADG-FAD. Son, en teoría, los “premios de referencia del sector”, aquellos que te ayudan a ganar visibilidad y, por ende, a tener más clientes. O eso dicen.

Vayamos por partes y destripemos un poco toda esta áurea que rodea cualquier “premio de diseño” que parece afectar al 90% de los diseñadores:

  • ¿Al cliente que vayas a buscar le importa que hayas ganado un premio que te da otro diseñador “porque lo que has hecho es bonito”? El cliente quiere algo que sea funcional y resuelva su problema. Si es bonito mejor, evidentemente, pero la finalidad es que resuelva un problema, no que sea una obra de arte.
  • ¿Qué credibilidad tiene un premio que se da entre diseñadores, en el que además el jurado (con todos mis respetos) lo forman siempre los del status-quo del sector? Parece ser que los “grandes nombres” tienen la protestad absoluta de decidir qué está de moda, qué vale y qué no, cuando en realidad, la mayoría de ellos tiene serios problemas para mantenerse actualizado.
  • “Te da repercusión”. Sí, en las publicaciones del sector. Aquellas que SEGURO que se mira el gerente de un garaje de mecánicos o un cocinero. Segurísimo, vamos.

En el fondo, un concurso de diseño no deja de ser un: “¡Mira! he ganado haciendo esto que a tí ni se te ocurriría, pringado“. Insisto, creo que debería haber más premios que premiaran la eficacia más que “lo bonito que es”: el diseño sin un cliente no existe y es a ellos a quien tenemos que contentar… no al “gran director creativo” de turno.

Cómo ganar un Laus

Leí en un blog de referencia del sector que si quieres ganar un Laus (o cualquier otro premio), debes, entre otras cosas, de:

  • Analizar los precedentes: tu estilo debe encajar en lo que ya ha ganado. Es decir, no busques ser tú mismo.
  • Debes ser popular. Así que haz una super campaña para que te “conozca” todo el mundo. Ser popular parece ser que es equivalente a ganar.
  • Amoldarte al estilo del que te juzgue: así es más fácil que te escoja. Lo mismo, no seas tú mismo.
  • Debe ser trendy. Así que ni se te ocurra diseñar algo que no sea flat, con sans serif o tipografía “handmade” con buenrrollismo.
  • Lo simple siempre funciona: Diseña algo que sea fácil de ver, entender, leer y comprender. No vaya a ser que el jurado tenga que reflexionar demasiado.

En resumen, para ganar un Laus, debes renunciar a tu estilo, ser mediocre, hacer lo que hacen todos y seguir debajo del status-quo. Pues qué queréis que os diga, prefiero no ganar ni un premio pero diseñar a mi estilo y en sintonía con mi forma de ser y sentir el diseño.

Share Button

Cris Busquets  

Crítica con todo lo que me rodea, me gusta cuestionarlo todo y buscar siempre el "otro punto de vista"; nada es nunca lo que parece. Me interesan el branding y las marcas, el diseño, el mundo digital, el arte callejero y la música de Bowie.... Ver perfil →


y tú...¿qué opinas?



Una valiente opinión

  1. Elia dice:

    Muy bueno, sobretodo:

    “¿Qué credibilidad tiene un premio que se da entre diseñadores, en el que además el jurado (con todos mis respetos) lo forman siempre los del status-quo del sector? Parece ser que los “grandes nombres” tienen la protestad absoluta de decidir qué está de moda, qué vale y qué no, cuando en realidad, la mayoría de ellos tiene serios problemas para mantenerse actualizado.”

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR