¿Qué es el efecto cliente?

   /   18 septiembre 2014   /   Ética El efecto cliente

Que los clientes no nos valoren y entiendan de quien es culpa, ¿de ellos o nuestra? Todos llevamos un cliente dentro.

En el ADN de todo aquel que tiene la suerte o la desgracia de no tratar con los clientes directamente (creativos, diseñadores, etc.) está marcado a fuego el odio hacia ellos. Tememos esas puñaladas traperas sin razón aparente, aborrecemos sus caprichos arbitrarios de emperador romano y sus instrucciones de mala calidad, que terminan haciéndonos quedar como idiotas a nosotros.

Digamos que el trabajo creativo por cuenta ajena suele generar malentendidos. Páginas como Clientadas son una buena prueba de esta relación complicada. Sin embargo el virus del clientismo está más extendido de lo que parece. Hace unas semanas me sucedió algo que me hizo reparar en que todos llevamos un cliente (en el sentido caricaturesco del término) dentro porque basta aceptar un encargo de alguien para que ese alguien se convierta en tu peor pesadilla.

Yo no soy diseñador gráfico pero, soy amigo de mis amigos y cuando uno de ellos me pidió un retoque humorístico de un logo para uso personal… me pareció que si estaba a mi alcance no me costaba nada hacerlo.

Trabajar en algo que creía que me iba a llevar diez minutos me jodió dos días enteros. No tanto por incompetencia mía si no por los mismos problemas que se dan en las agencias de publicidad:

  • Instrucciones insuficientes. En la cabeza del que lo explica suena bien y se entiende. Y nadie se molesta en hacer un ejercicio de empatia con sus briefings e instrucciones. Se entienden a la primera. Claro que sí, venga, dale a enviar.
  • Abuso de la comunicación online. Uno de mis errores fue aceptar el encargo a través de un mail. Normalmente eso ya es un mal presagio. Ralentiza la comunicación y nos hace perdernos muchos signos del lenguaje no corporal que a veces son fundamentales para entenderse. Si yo hubiera charlado cada a cara con mi interlocutor, aunque sea a base de dibujos, hubiera tenido mucho más claro lo que quería.
  • No se nos toma en serio. Hay profesiones que han hecho un esfuerzo para reivindicarse, sobretodo las técnicas o las relacionadas con la salud. Pero los creativos somos un poco muertos de hambre y no nos hemos preocupado de proyectar una imagen de profesionalidad. Por eso surge la presión en las entregas, las llamadas constantes, porque se hace difícil confiar en ese tipo que hace lo que a muchos les sigue pareciendo un hobby, algo que hace su sobrino cuando se aburre.
  • No se valoran las ideas nuevas. En mi historia, cualquier propuesta de mejora que cambiara lo que mi amigo había concebido era mala idea (incluso en algo tan común como entregarle un fichero vectorial). Hay quien cree que el creativo es una extensión de si mano o de su mente. Gente que tiene muy claro lo que quiere y que busca un intérprete de Photoshop que ejecute sus instrucciones. Aunque la creatividad nos define, hay quien no la comprende y, por tanto, la rechaza.
  • Cadenas de mando demasiado largas. En este caso, resultó que la persona que quería el retoque no era ni mi amigo, era un conocido suyo. ¿Recuerdas el juego del teléfono al que jugabas de peque? ¿Cuando llegó bien el mensaje? ¡Nunca! De hecho, estos procesos de comunicación jerárquica son comparables a cierta peli de serie B en una asquerosa metáfora NSFW.

Y yo tengo mi teoría: esas cadenas de mando absurdas están ahí porque nadie cree que podamos trabajar solos. ¿Cómo van a creerlo si no se nos toman en serio y, por consiguiente, nadie quiere perder el tiempo para explicarnos nada? ¿Lo ves? ¿Cómo pueden a caerte bien tus clientes si no valoran tu trabajo?

Pero, ¡sorpresa! La culpa no es suya: es nuestra.

Seguro que todos tenemos un amigo abogado al que freímos a preguntas, un amigo informático al que pedimos favores… Sin embargo, como no hagamos algo, ellos ya tienen un amigo diseñador, creativo, artista… del que reírse en la cara.

Fotografía: Foamcow

Share Button

Oscar Arenas Larios  

Un mal copy que tuvo que repetir su carta de presentación decenas de veces para que le ficharan en AFTERSHARE.TV. También escribo en Hemisferi dret y en Piensa es gratis.


y tú...¿qué opinas?


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR