Normcore: Las tendencias nos vuelven esquizofrénicos. Incluso a las marcas.

   /   25 noviembre 2014   /   Publicidad Normcore, o como volverse loco - The Creative Riot

¿Qué pasa cuando las “modas” nos vuelven esquizofrénicos porque no nos damos cuenta de que NO tienen sentido?

Empecemos por el principio, explicando el concepto normcore. Se trata de una moda en la que se trata de ser distinto: es un antilook, mostrarse conscientemente anodinos, sin ser trendy ni seguir tendencias y no ser como una oveja que sigue al rebaño. Es decir, se trata de coger unas sneakers en lugar de los zapatos de tacón, mezclar ropa de distintas épocas o para cualquier ocasión.

Hasta aquí bien. Como siempre la teoría es muy bonita, pero tiene fallos.

El Urban Dictionary lo define como “la gente peligrosamente normal, que se viste sólo con jeans y camisetas, que usa el slang de otras subculturas, pero sólo 3 años después de que fue usado por primera vez, y sólo después de que fue usado en una sitcom”. Que digo yo… ¿eso no era ser hipster? ¿lo de ir al revés que los demás y no caer en lo mainstream?

De Hipster a Normcore

Los hipsters aparecieron como respuesta a la cultura demasiado “mainstream”; escuchan música distinta, no siguen especialmente la moda (discrepo), van en bici, etc. ¿Y qué es lo normcore? Más de lo mismo. Una moda antimoda surgida para “rebelarse” (¿desde cuando te rebelas haciendo lo que marcan los demás?) contra lo mainstream otra vez.

Hipster vs Normcore

Estéticamente no son iguales, es evidente, pero conceptualmente siguen la misma norma: hacer ver que son más “normales”, básicos, que huyen de lo que hace todo el mundo, etc.

El normcore se pone de moda. Esquizofrenia

Y ahora, con el auge del normcore, todas las marcas de ropa de moda, venden “ropa normcore“: camisetas básicas, sencillas que incluso llevan serigrafiado “normcore“. Si ese movimiento es no seguir tendencias, si Stradivarius, Bershka y Zara venden ese tipo de ropa, ¿eso no lo convierte en trendy?

Que no te engañen, EL NORMCORE NO EXISTE. Y no existe porque es, en realidad, comprar ropa básica. Y punto. No como contrapunto a “no seguir modas”. Lo básico porque no te gusta ir con una camisa llena de flores que parecen de los años 90, pantalones de los 80… lo básico porque no te gusta lo que te imponen, no porque te digan que lo lleves.

Caso GAP – ¡Sé normcore!

Aun así, las marcas se empeñan en vendernos el concepto, incluso se habla de “cuerpos normcore” (ni demasiado gorda ni demasiado delgada, con brazos normales -ni fibrados ni “gordos”-, con piernas “normales”; etc) y de “campañas normcore”. Ahí van:


¿Qué cable se le ha cruzado a GAP? 
Más allá de esta campaña, si miras su catálogo de productos, en “camisas” sigue apareciendo esto. Es decir, HIPSTER (¿no habíamos quedado que esto ya no estaba de moda?):

Gap. ¿Normcore o Hipster?

Ahí queda eso. Quizás tocaría reflexionar un poco de lo que nos meten a presión por todos los medios y cuestionarlo.

Share Button

Cris Busquets  

Crítica con todo lo que me rodea, me gusta cuestionarlo todo y buscar siempre el "otro punto de vista"; nada es nunca lo que parece. Me interesan el branding y las marcas, el diseño, el mundo digital, el arte callejero y la música de Bowie.... Ver perfil →


y tú...¿qué opinas?


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR