Lotería de Navidad 2014: La creatividad sigue muerta

   /   17 noviembre 2014   /   Publicidad Lotería de Navidad 2014

Otra visión de la “aclamada” campaña de Loterías de Navidad de 2014: lacrimógena, manipuladora e utópica

Seguro que recuerdas la fantástica campaña de Lotería de Navidad del año pasado y todas las críticas, memes y burlas que salieron de ella. ¿No? Bueno, como somos muy majos, te la recordamos:

 

Se ve que en Loterías y Apuestas del Estado aprendieron la lección y este año nos sorprenden con una campaña espectacular, novedosa, que rompe moldes y que para nada es previsible. Para nada, oyes. Aquí lo tienes:

Ser un pringado. Racionalidad vs emocionalidad

Vayamos por partes. Si no me han enseñado mal en la Facultad, para que una campaña de publicidad sea efectiva debe, entre otras cosas, llamar la atención. Y esta campaña no la llama. Fue TT durante dos o tres días porque es la campaña de la Lotería de Navidad, si fuera de cualquier otra marca no hubiera destacado, porque anuncios lacrimógenos los hay a patadas.

Lo único que te cuenta esta campaña (compuesta por 9 historias) es lo siguiente:

  • La suerte por azar. A ti te va a cambiar la vida comprar ese número (o no comprarlo y que te lo regalen). Ni te molestes en seguir estudiando, buscando empleo o en trabajar (si eres afortunado). Estás en España, el país del éxito fácil, de conseguirlo todo sin trabajo y de los nuevos ricos que dilapidan su dinero con compras y créditos que no debería aceptar.
  • Sólo te puede salvar la Lotería. Los ajustes y recortes del Gobierno para que “todo vaya a mejor” no sirven de nada. Así que… ¿qué mejor que confiarlo todo en un trozo de papel con el que además le das dinero al Estado?
  • No hace falta ni que compres el número. Porque vendrá tu mejor amigo, el del bar o tienda donde vas siempre y te regalará un cupón premiado que ha guardado especialmente para ti. No nos engañemos, “si no has comprado, te jodes”. Vivimos en España, no en un país en el que pensamos en los demás y nos sentimos identificados con sus desgracias (si fuera así, ya habría estallado una revolución)
  • Tópicos. “Bar Antonio”, en un barrio típico, con gente típica, delgada (casi diría que demacrada) y donde nieva. Sí, ahora resulta que en España en Navidad siempre está nevando. Es un tópico de postal y de los países del norte, aquí si cae un copo de nieve es prácticamente para guardarlo en el congelador como un tesoro.

Y me pregunto: ¿Por qué no regalan alegría e ilusión? Esta campaña lo que regala es tristeza, te recuerda lo mal que estás (el protagonista arrastra los pies todo el rato) y lo mal que va todo.

Muchas marcas se han apuntado al carro del sadvertising y Loterías y Apuestas del Estado no es una excepción. Son campañas diseñadas deliberadamente para manipular tus emociones. Primero te presentan a un personaje al que poco después le añaden un poquito de adversidad. La música va cambiando a tonos más alegres y finalmente todo concluye en una explosión de emoción. Mientras estás llorando y eres más vulnerable porque esa persona te ha recordado a alguien (o a ti mismo), te impacta la marca y el eslogan.

Como racionalmente no pueden convencerte de que comprando un número te tocará la lotería: (hay un 86% de probabilidades de que no te toque nada frente a un <0,00001% de probabilidades de ganar el Gordo -y además, Hacienda se te llevará un 20%, claro-), tienen que hacerlo usando (y jugando) con tus emociones, presentándote una situación familiar: el típico español de clase media o media-baja, pringado, que anda medio deprimido por la calle y que parece que no tiene futuro.

Esta campaña valdría para cualquier producto o situación, tiene una línea argumental muy pobre que, además, no se identifica para nada con la marca. Esto no es Lotería de Navidad.

Parodias

Tampoco se han librado este año de distintas parodias que acercan la campaña “al mundo real” y no al mundo utópico que comentábamos anteriormente:

Parodia Lotería de Navidad 2014

¿Qué como debería ser?

“Tú que tanto criticas, ¿qué hubieras hecho?” Es facil criticar sin aportar, así que aquí va mi idea: ¿Por qué no hacer una campaña en la que una familia compra un cupón con toda la ilusión, espera emocionada que llegue el día del sorteo, todos lo miran, gana y se ve como son felices? Proyectaría más esperanza que no la campaña lacrimógena que han hecho, que deprime nada más verla. Volvería al “calvo de la Navidad”, que nos transportaba al mundo “donde habitaban los sueños” con sonrisas, amor y esperanza. Recordemos aquí el de 2005:

Como conclusión, en mi opinión, la campaña de 2014 parece que te diga: ¡No compres Lotería! ¡Alguien lo hará por ti y te regalará millones de euros by the face!

Share Button

Cris Busquets  

Crítica con todo lo que me rodea, me gusta cuestionarlo todo y buscar siempre el "otro punto de vista"; nada es nunca lo que parece. Me interesan el branding y las marcas, el diseño, el mundo digital, el arte callejero y la música de Bowie.... Ver perfil →


y tú...¿qué opinas?



5 opiniones

  1. Personalmente, no estoy de acuerdo. Aquí va mi opinión ;)

    Los anuncios de lotería son algo de lo que siempre, (por lo general), he sido contrario por una razón muy sencilla: porque aborrezco tanto el concepto como la práctica en sí misma, y porque creo que no es más que una vía de aborregamiento, (que no la única ni la más importante, ojo), de la población general.

    Dicho esto, y teniendo en cuenta que suelo despotricar acerca de cualquier anuncio de lotería que enfatiza el mensaje de “o compras o serás un desgraciao toda tu vida”, a mi este anuncio me gustó. Y se que mucha gente lo interpretó de esa forma, incluso más fuertemente que el resto de años, pero no fue la impresión que a mi me causó.

    Si bien es cierto que la situación de partida es la de un hombre deprimido por no comprar un boleto, el mensaje general es, (para mí), más cercano a la solidaridad que a la lotería en si misma. Personalmente, aún estoy esperando que hagan un spot que se centre en esto mismo, y que deje de lado la práctica por entero; pero, puesto que no lo hay, de momento me conformo con uno en el que la lotería es un vehículo para alcanzar la comunión entre personas, y no un fin para “escapar de una vida de mierda”.

    Me planteé incluso hacer un #RoundTCR con este y otro anuncio navideño, pero el gordo de rojo nos ha traído regalos mucho más suculentos que veremos este jueves :)

    • ¡Gracias por comentar! Tienes razón, pero también hay que pensar que el concepto “solidaridad” en España deja mucho que desear y por ello, ya no me creo el mensaje en sí. Me gustaría ver en qué sitio te guardan un número premiado con no sé cuantos millones de euros (igual existe, ojo, pero no tiene pinta…).

      Espero el #RoundTCR ;)

  2. Alba Mata dice:

    Justo hablamos de este anuncio, antes de vuestra charla #CharlasEmprendedores en clase de Mariano. Y entre las alabanzas de todos en general, yo más bien comparto ésta opinión. Y es que, como parte del público, me siento más engañada que otra cosa.

    Es bonito sí, pero utópico (como bien dices). Además de barato. Sensiblero. Incluso fácil.

    ¿Alguien me regalará un décimo premiado? Solo si pensamos en qué haríamos nosotros, tendremos la respuesta del 99,9% de los españoles (por no decir todos). Y no quiero ser “ceniza” pero por desgracia es la verdad…

    Señores publicistas, si van a apelar a las emociones , que sea medianamente creíble.

    Buen blog!

    • Gracias por comentar, Alba. La verdad es esta -como he dicho en la respuesta al anterior comentario-, es extraño que se busque un concepto así en España. Con lo “creyentes” que somos (hablo de religión pero también de supersticiones y demás) igual sería más inteligente enfocarlo a generar ilusión y alegría (que eso sí tenemos) y no depresión.

      A ver qué nos depara la campaña del año que viene… o la del Niño en enero!

  3. Marina Hoyos Marín Marina Hoyos Marín dice:

    Llegué a casa y mi pareja me dice nada más entrar: ¿has visto el anuncio de la Lotería? ufff, pienso, no quiero ver a Bustamente otra vez. Veo el anuncio… está mejor que el del año pasado, pero claro eso no es muy difícil. ¿Emoción? Sensiblería barata como dices Cris. ¿Funciona? Puede ser que sí, al menos la gente habla de él. Lo único que me alegra después de verlo es: no ha salido gente gritando “¡si se puede!”, porque entonces sería para c.g.rse, que el Estado después de todos los recortes utilice una proclama como ésta.
    No comparto lo de la solidaridad, yo creo que la gente de este país sí que es solidaria, lo que no lo son, son las instituciones y las personas que gobiernan estas instituciones.
    Lo de la nieve, me ha gustado el comentario. ¿Cuándo nieva? Estará hecho en Burgos, por que si no…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR