Los creativos sin sueños

   /   2 febrero 2015   /   Diseño Creativos sin sueños

No prostituyas tu vida privada y tu juventud sacrificando horas y trabajando de más para un proyecto efímero que no es tuyo

Me levanto. Está lloviendo y la pereza me invade, así que cojo el móvil y me lo llevo debajo de las sábanas. En Instagram hay una foto de las 4 de la madrugada de cuatro portátiles juntos en lo que parece una mesa de agencia. La cuenta pertenece a una aspirante a directora de arte que trabaja sin convenio ni sueldo en una reconocidísima multinacional. El pie de foto reza «Still here».

Salgo de mi habitación, dispuesto a pagar mi indignación con las naranjas de mi zumo. Veo que hay luz en el comedor. Mi compañero de piso se ha pasado la noche currando en unas entregas de un proyecto. Lo más chocante es que la actitud de ambos es de cierto orgullo. Él, también director de arte, está satisfecho de logar cumplir su plazo de entrega a cualquier precio. Y ella lo ha colgado en las redes sociales.

A mi compañero puedo entenderle, pues en su caso se trata de un proyecto propio. Pero ambas acciones son peligrosas. En el mundo de las agencias siempre ha habido una competición para ver quién le echa más horas y, sobretodo quién hace las mayores renuncias para lograr cumplir objetivos ajenos (qué curioso que quien marca objetivos lo hace para que los cumplan otros). Ejecutivos que se saltan comidas para poner e-mails al día. Teléfonos móviles que interrumpen vacaciones. Tabletas gráficas que sirven de improvisado tapete… o de almohada. Alguien ha logrado crear un combate tácito en la que el más esclavo se alza con la victoria. Perdón, quería decir, el más productivo.

No solo me parece mala idea sacrificar tu vida personal y tu salud, es que además es enfermizo. Lo que te da de comer no puede privarte de comer como es debido y lo que paga tu alquiler no puede hacer que pases tantas horas fuera de casa. Parte de tu pago debería ser la posibilidad de disfrutar de lo poco que te compras con tu sueldo. Si no es así, directamente no vale la pena.

Si no vale la pena, no hay motivo de orgullo para prostituir tu vida privada u ofrecer tu juventud en sacrificio a cuatro briefs. Es un problema muy serio: porque es muy fácil competir por tiempo y a veces, la acumulación de horas da una percepción irreal sobre el talento, ya que nuestro superior tiende a valorar más al que más se sacrifica. Eso crea un efecto contagio: un compañero empieza a hacer por sistema una hora extra y pronto al resto empezarán a hacerla para no ponerse a su nivel.

El siguiente paso es que te miren mal por hacer solo ocho horas. Y el próximo, que te creas que echarle horas tiene premio (un empleo fijo, un proyecto, un premio, un aumento de sueldo…). Por si acaso, tú recuerda que nadie se ha hecho rico trabajando.

Creo que no necesito detallar demasiado los beneficios de dormir bien: mejora la creatividad, pues permite que la información se asiente en nuestro cerebro, por no hablar de que nos permite pensar con más claridad. Y tampoco hace falta explicar por qué, si eres creativo, necesitas tiempo libre para seguir trabajando con solvencia.

Pero puede que sea necesario recordar que tu vida y tu talento estaban ahí antes que los premios y los sueldos. Por mucho que te importe, no has venido a este mundo a lograr el éxito profesional. Has venido aquí a vivir y no estás aquí para regalar tu tiempo a nadie. Y menos a una causa que no es la tuya. No estás luchando en una guerra, descifrando el cifrado de los nazis o curando el cáncer. Estás creando una campaña que se olvidará dentro de tres meses. Un año, si es de puta madre.

Si por tu trabajo terminas renunciando a las horas de sueño y a lo que te hace humano terminarás dándote cuenta de que tu Sueño, ese que se vive despierto, se parece bastante a una pesadilla.

Share Button

Oscar Arenas Larios  

Un mal copy que tuvo que repetir su carta de presentación decenas de veces para que le ficharan en AFTERSHARE.TV. También escribo en Hemisferi dret y en Piensa es gratis.


y tú...¿qué opinas?


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR