La tribu del consumidor

   /   20 noviembre 2013   /   Publicidad La tribu del consumidor

El individuo, aunque goza de identidad y estatus propio, es más valorado si forma parte de un grupo, de su tribu

Es curioso como el hombre del Siglo XXI sigue atado a costumbres, creencias y tendencias que ya le vienen dadas desde el mismo nacimiento de la especie. Dinámicas profundamente atadas a los orígenes animales que no desaparecen ni con el paso de los años, ni con la convicción de que el hombre de hoy en día es un ser civilizado, ni con ningún tipo de terapia, pues se trata de algo que viene escrito en sus genes.

Cuestiones como el gregarismo, que fuera el comportamiento animal común en las especies pre-homínidas y que actuó como lazo de unión que posibilitó en cierta manera la evolución hacia estructuras sociales más complejas, como las tribus. De estas últimas nació otro concepto altamente fructífero que fue el instinto tribal o tribalismo, que marcó una nueva etapa en la que el hombre adquirió una nueva identidad como grupo.

Estas facetas de la personalidad humana, que fueron de vital importancia en el momento de forjar la llamada Civilización suenan ahora como conceptos distantes pero, nada más lejos de la realidad, siguen muy vigentes hoy en día

Los técnicos de marketing, personal altamente formado en este tipo de confluencias bio-culturales, aprovechan cualquier oportunidad para echar mano de estas y otras mecánicas evocadoras del pasado simiesco para endosar a su “target” el producto indicado. De hecho, estas y otras conjeturas antropológicas se estudian todos los años en las escuelas y universidades del mundo entero como parte de la “teoria” que hay que “saber” para “vender”.

No es extraño entonces que en las campañas de publicidad aparezcan reminiscencias de estas observaciones constantemente, obviamente adaptadas en cada caso para sacar el mayor jugo posible de su uso.

Para poner un ejemplo a estas palabras basta con echar un ojo a las campañas que todos los meses lanzan las compañías telefónicas, casi siempre enfocadas a un público joven, donde estas prácticas se llevan hasta un punto casi rozando la obviedad dado que sus máximas se basan en la unión de los individuos por medio de la tecnología. En estas campañas un elemento común es la aparición de grupos de personas afines que actúan por un objetivo común y que gozan en su esfuerzo, puesto que formar parte de ese grupo para conseguir esa meta es un gran aliciente para ellos.

Es el caso de Orange:

En este video podemos observar un gran número de jóvenes alegres que se apresuran a llevar a cabo una acción previamente planeada (la colocación de los carteles gigantes) y tener éxito en la misma para celebrarlo conjuntamente. El papel de los personajes es tan banal que parece que podrían haber hecho el mismo anuncio sin ni siquiera una persona presente en él, pero la realidad es que los jóvenes en el spot sirven para comunicar una catarsis grupal en toda regla. El tipo de acción en la que el simple hecho de que cuenten contigo para hacerlo es motivo de alegría. Eso es: en Orange somos muy guays y lo pasamos genial, ¿quieres formar parte de nuestro grupo?

También es interesante la aproximación de Movistar al paradigma del gregarismo y a la articulación tribal y asamblearia mediante esta campaña que iniciaron en España poco después del éxito mediático y social del Movimiento 15M:



En este Spot de 47” podemos ver la escena de una asamblea de barrio, en la que los presentes discuten un tema de vital importancia como es el si los SMS deben ser gratuitos o no. Con cierta frivolidad y un punto de burla hacia este tipo de estructura social y sin olvidar la vinculación de una situación con buena valoración pública como es un régimen asambleario con la marca Movistar, que no deja de ser una multinacional regida por una estricta jerarquía laboral. El resumen del Spot vendría a ser: En Movistar tomamos las decisiones democráticamente teniendo en cuenta las necesidades de nuestros clientes ¿te gustaría participar y aprovechar esta oportunidad que te damos de dar a conocer tu opinión?

Por último el ejemplo de Bankia:

Se pretende hacer creer al individuo que, aunque ya goce de identidad y estatus propio, él mismo será más valorado si forma parte de su empresa, si es aceptado en su tribu para lo que sólo es necesario disponer de dinero. Aquí los banqueros, haciendo gala de su típica picaresca posicionan su marca como la oportunidad para el pequeño empresario de crecer y cumplir sus aspiraciones integrandose en una estructura social mayor y más capacitada que él, siendo el hecho de ser “Bankero” un motivo de orgullo e incluso de sorna como muestran los personajes. En pocas palabras se podría definir como: Puede que tu seas un pequeño empresario de éxito en tu minúscula comunidad, pero con nosotros, con los grandes, serías aún mejor.

En todos estos ejemplos existe una vinculación común que consiste en el aprovechamiento de los valores y las necesidades humanas más arraigadas con fines puramente lucrativos y lejos de toda ética. En la pirámide de Maslow estaríamos en los niveles superiores, la de Afiliación y la de Reconocimiento, puntos críticos en las etapas de desarrollo de la personalidad humana y en los que la publicidad puede influir para conseguir sus metas.

Esta es la mecánica de la publicidad actual, la utilización de ganchos espirituales por encima de las posibilidades reales del producto, la utilización de motivos “superiores” para la sugestión de placeres “terrenales”, la doble moralidad de un juego de argumentos que no tiene fin y en el que gana el que mejor engaña.

Y es que ya lo dijo Esquilo hace miles de años “La fuerza de la necesidad es irresistible.”

Share Button

Max  

25 años. Ilustrador-Impresor-Desarrollador Web.Aprender de todas las posibilidades que ofrece el mundo de la comunicación hoy en día.Desde cómo funciona la maquinara de una imprenta hasta programación en php.Inquieto y curioso. Tengo la sensación de que no me he aburrido nunca...


y tú...¿qué opinas?


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR