¿La revolución sexual?

   /   25 noviembre 2013   /   Publicidad ¿Revolución sexual?

Es sabido por todos que la publicidad de décadas atrás era machista a más no poder. Pero, ¿lo sigue siendo?

Quizás desde la perspectiva de los veinteañeros el cambio del rol de la mujer en la sociedad sea inapreciable. Puede que crean que hace mucho que la mujer es libre. Pero hay un dato significativo que lo dice todo, la mujer votó en España por primera vez en 1933, es decir, aún no hemos celebrado el centenario.

Es demasiado evidente decir que la sociedad patriarcal en la que vivimos, la comunicación de la mujer ha estado vetada, guiada y por qué no añadir que la que se atrevió a alzar la voz fue ignorada o acusada de infiel.

Y bien, ¿a qué viene este discurso feminista? Pues ya que mi mundo es la publicidad me he dedicado a hacer acopio de campañas de todos los tiempos. Tras ver y clasificarlas me surge la duda de si realmente somos menos machistas a la hora de construir el discurso publicitario. He de decir que mis conclusiones no son demasiado positivas.

Pongo un ejemplo. En los años 60 se lanzó por televisión el spot de Soberano, en el que aparece una mujer que recurre a una vidente porque su marido no es amable y considerado con ella. Las imágenes ya dicen mucho de la época, ya que el marido da una cariñosa y “educativa” bofetada a la esposa porque tiene un mal día. Pero desde mi punto de vista eso no es lo peor, la sabia médium le recrimina a la mujer que su marido es quien trabaja y que debe mimarlo.

Quizás a las nuevas generaciones -en las que me incluyo- nos haga reír, nos parece un sketch, pero queridos, tampoco ha cumplido los 100 años; de hecho hace medio siglo justito. Y muchos me responderán que hoy no se permite ese mensaje, que la mujer no es esclava de su hogar y su hombre. Permítanme cuestionarlo. ¿Quién anuncia los electrodomésticos, cocina para sus hijos, hace la compra, y sigue limpiando su hogar para su familia? Y, ¿quién conduce los coches, contrata seguros, y siempre va vestido en los anuncios? Podrán llamarme demagoga, sexista, alguno incluso androfóbica, pero eso no hace que la realidad sea menos evidente.

Ni si quiera necesito entrar en el discurso de la mujer como objeto sexual, es más no quiero porque el hombre también ha pasado a serlo. Por poner un ejemplo de lo que decía anteriormente, el anuncio de Fairy la madre y la abuela en la impoluta cocina, conociendo los más altos secretos contra las manchas.

Muchos publicistas se escudarán en que no pueden cambiar el modelo publicitario. ¿Seguro? Las campañas que innovan corren el riesgo de parecer una sátira, pero señores publicistas la sociedad ha cambiado. Hay mujeres nada caseras, hombres con un TOC extremo por la limpieza, los modelos familiares no son iguales, monoparental, homoparental, separados divorciados, interraciales, interculturales…. Creo que la minoría es la familia tradicional.

Sí, los jóvenes generación del 2000 podemos cantar aquello de “cómo hemos cambiado”, pero señoras y señores, la mujer lleva en segundo plano desde hace demasiados miles de años. No es que nos traten mejor a nivel comunicativo, es que han aprendido a mentirnos mejor. La sociedad “evoluciona” y la publicidad miente con ella.

Share Button

Cuicueta  

Just me. You must know me.


y tú...¿qué opinas?



4 opiniones

  1. Ainaragm dice:

    Muy buen artículo

  2. cbusquets cbusquets dice:

    Es curioso como nos “venden” una cosa y al pararnos a analizar vemos que se hace todo lo contrario… todavía queda mucho para que esa “revolución” se de, pero poco a poco!

  3. […] La imagen de “tradicional” tiene la cuenta atrás activada. Ya lo dije en mi escupitajo ¿La revolución sexual?, hemos cambiado, nos hemos […]

  4. […] defendiendo como el que más el control de ellos sobre ellas a través del uso de sus producto. ¿Machismo? Sí. ¿Surrealismo? También. Pero, al fin y al cabo, es su esencia de marca y lo que la ha llevado a […]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR