La no-utilidad de las asociaciones de diseño

   /   26 enero 2014   /   Diseño La no-utilidad de las asociaciones de diseño

Asociaciones, no servís para nada. A estas alturas todavía no existe nadie que se dedique a defender la profesión.

Prácticamente hay una “asociación de diseñadores” en cada comunidad autonóma, a menudo segmentada por especialidad: Asociación de desarrolladores web de España (ADWE), Red española de asociaciones de diseño (READ), Foment de les arts i el disseny (FAD), Asociación de jóvenes y nuevos diseñadores españoles (ANDE), Asociación española de profesionales del diseño (AEPD)… y así podría pasarme toda la tarde.

Asociaciones que, según ellas mismas dicen, buscan ser el centro de referencia del diseño en su comunidad autónoma y promover la promoción de la cultura creativa a través de exposiciones, charlas, premios y eventos, además de fomentar el intercambio entre profesionales y promover el desarrollo profesional.

Asociaciones, de verdad, no servís para nada. A estas alturas -y por mucho que lo digáis en vuestras “definiciones”-, todavía no existe nadie que se dedique a defender la profesión en los concursos en los que hay bases abusivas y los ganadores se escogen a dedo (y a menudo sin un diseñador en el jurado), nadie que actúe frente al intrusismo laboral o las pésimas condiciones de los que estamos empezando. No hay nadie que se plantee hacer pedagogía del diseño y demostrar que, al contrario del pensamiento general, es útil y necesario para la sociedad.

Únicamente sois entidades que se parecen más a “clubs de fans del diseño” que otra cosa, porque lo único que se hacen son actividades de diseñadores para diseñadores, no para la sociedad. ¿Cómo pretendéis que se valore el diseño si la mayor parte de la gente todavía lo percibe como “algo” etéreo? Yo todavía no he logrado hacerle entender a mi abuela a qué me dedico.

¿Qué sentido tiene una “asociación” que ofrece como ventaja (previo pago de cuota, claro) recibir las últimas noticias del sector? Como si no estuviera todo en internet. Naturalmente ofrecen otras cosas: descuentos para participar en premios (premios que se dan entre diseñadores, ya ves tú… endogamia en estado puro), aparecer en un directorio de socios (cualquiera que busque diseñador se va a internet, no a una asociación de diseñadores), descuentos en tiendas, etc.

En un mundo hiperconectado, ¿qué sentido tiene seguir manteniendo la estructura de “asociación” de principios del s.XX? Por aquel entonces el diseño era el gran desconocido y, aunque me pese, sigue siéndolo ahora.

No sé donde está la solución, pero sí sé donde no está: en lo que estamos haciendo ahora. Quizás iría siendo hora de que las asociaciones dejasen de actuar como Luis XIV, el Rey Sol, quien se creía “el Dios en la tierra” y que todo giraba a su alrededor.

Share Button

Cris Busquets  

Crítica con todo lo que me rodea, me gusta cuestionarlo todo y buscar siempre el "otro punto de vista"; nada es nunca lo que parece. Me interesan el branding y las marcas, el diseño, el mundo digital, el arte callejero y la música de Bowie.... Ver perfil →


y tú...¿qué opinas?



6 opiniones

  1. Diego dice:

    Pues estoy totalmente de acuerdo contigo. No solo eso, sino que encima no son tomadas en serio por los organismo públicos, sino usada como un cromo. +1
    Yo trabajo de diseñador y NO estoy asociado (170 euros) es posible que lo estaría si funcionasen de otra manera.
    Enhorabuena

  2. cbusquets cbusquets dice:

    Gracias por el comentario Diego! Deberían replantearse su estructura y adaptarla a los tiempos que corren… veremos que pasa!

  3. Belen dice:

    Pero que de acuerdo estoy contigo Cris.

    Hace no mucho asisti a unas conferencias organizadas por la ADG, la asociación de diseño gallega, con dos figurones del diseño, Corazón y Satué. Bueno, fue la misma charla inutil de siempre. Todos hablan y hablan y nadie hace absolutamente nada. Si, tocaron el tema de los concursos, etc pero nadie dio soluciones practicas.

    Realmente creo que en muchas asociaciones hace falta que haya gente que sepa manejarlas, directores de marketing y comunicación para promocionar nuestra profesión como dios manda, y estrategas para llevar acciones a cabo. No sirve con diseñadores que solo se miren al ombligo y se dediquen a “informar”. Hace falta empezar a “persuadir”.

    Hay mucho por hacer:
    1. Para empezar, funcionar como un Colegio Profesional, que fije salarios minimos que deben cobrarse por trabajos, como minimo.
    2. Control de los concursos. Que se meta a denunciar a empresas y organismos que se dedican a organizar concursos donde solo pagan al ganador y tienen a una ristra de diseñadores trabajando gratis, por ejemplo.
    3. Control de paginas web que promocionan el “crowdsourcing” o ese mismo sistema de “concurso” y encima se regodean de ello como la “gran idea”…si, esta claro, para los clientes es sin duda fantástica.
    4. Evitar el intrusismo profesional. El que gente con cursos de Photoshop se llame a si mismo “diseñador” y pueda ejercer la profesión. Y que al menos los clientes aprendan a saber la diferencia.
    5. Mucha promoción a nivel clientes. Yo sinceramente, siempre me pregunté como las asociaciones no se dedicaban a mandar algun tipo de informacion o campaña de este tipo a las empresas. Hay muchisimas cosas que pueden hacerse, desde campañas de marketing directo, videos en youtube, notas de prensa…miles de acciones de comunicación que los diseñadores ayudamos a diseñar ¡¡y que no estamos usando para promocionarnos!!

    Imagino que todas estas cosas son las mismas que tu habías pensado…

    • Marcos dice:

      Permitanme opinar también desde la otra parte y responder en parte a algunos comentarios. En primer lugar contestar a Belen sobre las propuestas de acción que podrían acometer las asociaciones. 1º publicar precios mínimos está expresamente prohibido por el Tribunal de la Competencia. Tanto la asociación de Valencia como la de Asturias fue multada con 40.000 € y 6.000 € respectivamente por publicar un documento simplemente con “recomendaciones” sobre precios, no es ninguna broma. Me sorprende que, siendo gente interesada en el diseño o profesionales del mismo, no esteis enterado de estas noticias, ya que como afirmais “todo está en internet”. 2º Control de concursos: Todas las asociaciones nacionales e internacionales tiene una fuerte actividad contestataria y de denuncia contra los concursos, podeis buscar en la web de cada asociación y encontrareis documentos denunciano estas prácticas. La semana pasada gracias a la ADP – Associació de Dissenyadors Professionals se paró el concurso abusivo de la Editorial Planeta para la portada de un libro de Ana María Matute. Este es un solo ejemplo de los muchos que han conseguido parar, pero para eso hay que informarse, y es un trabajo de gota a gota. Desgraciadamente la práctica de los concursos especulativos se extiende cada vez más y no hay una fórumala pra prohibirlas. Yo estoy en la asociación gallega (que por cierto se llama DAG, no AGD) y también se han conseguido parar concursos o reconducirlos a unas bases adecuadas. Se han denunciado todos y cada uno de los consursos de los que se tuvieron noticias, por medio de comunicados, cartas y entrevistas personales con los organizadores. Lo mismo para las plataformas de diseño especulativo. 5º Promoción a nivel cliente: Pásate por la web por ejemplo del FAG o de la ADCV de Valencia y prodrás ver la cantidad de eventos con empresarios que se realizan al año para concienciarlos de la importancia de contratar diseño.
      Y de verdad, pensais que contratar a un experto en marketing es una solución ???

      En resumen, os invito a conocer alguna asociación desde dentro para tener todos los elementos para emitir un juicio. No se cómo funcionan las grandes, pero os aseguro que las pequeñas asociaciones de lugares periféricos solo son un grupo de gente con mucha voluntad altruista por intentar mejorar un poco nuestra profesión tan vapuleada ultimamente. Haceis una crítica legítima, pero haceis exactamente lo que criticais, hablar mucho y no hacer nada, y con hacer me refiero a arrimar el hombro, asociarse, implicarse, trabajar en ello. No penseis que es lo que pueden hacer las asociaciones por ti, sino que puedes hacer tu por ellas, y por consiguiente por tu profesión. Argumentais que ahora todo está en internet, y si las asociaciones de diseñadores no os defienden, quién lo va hacer? un grupo de Facebook?

      Por cierto, yo también estuve en las charlas de Enric Satué y Alberto Corazón en Galicia, y considero que es un lujo que dos Premios Nacionales de Diseño se acerquen al fin del mundo para dar una charla.

  4. […] (todavía espero que las asociaciones se atrevan a decir las cosas claras, pero como dije, las asociaciones de diseño no sirven para nada). Diseñar es más que poner colores, “letras” y usar Photoshop. Cumple una función […]

  5. Cris, estoy contigo en que hay que definir nuevas fórmulas para las asociaciones de diseño (para el asociacionismo en general, me atrevo a decir) y en ello estamos también en DIP, la Asociación de Profesionales del Diseño y la Comunicación de la Región de Murcia, cuya presidencia detento ahora mismo.
    Nacimos en 2010 tras muchos años de intentos infructuosos y nos gusta definirnos como una asociación en transición, que se híbrida con el resto de la industrias culturales y creativas, que programa no solo para sus socios sino también para los estudiantes, los empresarios y para la sociedad en general, que apuesta por lo colaborativo y la superación del ego creativo, que se apoya en los recursos gratuitos de las TIC para una máxima eficiencia en sus reuniones y en su comunicación y que ha establecido un espacio común de trabajo con esos diseñadores que no necesitan las asociaciones formales porque son capaces de crear sus redes no formales y en ellas se encuentran más a gusto.
    Para evolucionar con sentido deben ser los propios socios, no solo las juntas directivas, quienes definan el proceso. Y cuesta mucho conseguir que estos se expresen y, sobre todo, participen de manera activa.
    Personalmente, considero tu artículo y otros que están surgiendo a raíz de #cartaMINECO de READ como aportaciones valiosas que no caerán en saco roto. Créeme si te digo que, en mi trabajo voluntario para DIP y READ no hay otro afán que contribuir a poner en valor el diseño en mi región y en España y a vertebrar y profesionalizar nuestra hermosa profesión.
    Gracias

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR