El lado bueno de los concursos abiertos

   /   30 junio 2014   /   Diseño Concursos de diseño

También los concursos abiertos tienen su cara amable: ahuyentan el mosquerío de clientes potencialmente molestos.

Últimamente existe una gran polémica en torno a plataformas del tipo de adtriboo, creads, choosa o la reciente Nace. Se ocupan de convocar concursos abiertos para que los diseñadores hagan sus propuestas y los clientes paguen sólo la opción elegida. Hay quien piensa que devalúan el trabajo del diseñador y crean competencia desleal hacia los creativos que no participan.

Sin embargo, el lado positivo de esta historia es que entretienen a los clientes molestos y nos dejan trabajar con aquellos que entienden el valor del diseño; ocurre como cuando, en un picnic, colocamos lejos una bolsa con restos de comida para disuadir a las moscas y conseguir que nos dejen disfrutar de la excursión.

Hay que remarcar, no obstante, que esta fórmula sólo es positiva cuando se trata de ciertas empresas pertenecientes al sector privado, aquellas que difícilmente van a entender nuestra pedagogía.

Por el contrario, no me hace ni pizca de gracia que las instituciones propongan concursos abiertos, con un presupuesto público que debería usarse de una forma más apropiada para obtener los mejores resultados posibles. Éstos deberían ser siempre buenos clientes, entendiendo y valorando la verdadera función del diseño.

Asimismo, uno de los fundamentos del tan tradicional y arcaico método de pagar por lo que se pide es la comunicación que se establece con el cliente, esencial para conseguir un resultado que funcione. Esta conexión surge gracias al tiempo que el diseñador está dispuesto a emplear y a la capacidad de diálogo que tendrá el cliente al tratar con un único proveedor.

¿Y las agencias? ¿Por qué no oigo a nadie opinar sobre ellas? Por supuesto, no todas son iguales, pero hay muchas que dan por sentado que su método es inamovible y que debemos pasar por el tubo. Las que participan en concursos y arrastran a sus colaboradores. También devalúan el sector del diseño y generan competencia, pero el hecho de criticarlas públicamente puede suponer la pérdida de encargos. Me da igual, al fin y al cabo es una forma más de filtrar y poder centrarme en aquellas pocas que ven más allá de los números y aceptan unas condiciones totalmente comprensibles, con las que, a corto y largo plazo, se obtienen mejores resultados.

Algunos diseñadores se aferran como a un clavo ardiendo a estos concursos, aún conscientes de estar realizando una tarea menor. Ven en ellos la única solución para encontrar un trabajo, olvidando que la causa de no hallarlo está precisamente en una canalización de energía inadecuada, perdiendo un preciado tiempo que necesitan para encontrar aquello que de verdad les hará crecer.

En este variopinto escenario, tanto el cliente como el diseñador pueden elegir de qué lado están: en el lado luminoso, donde, como en la orden Jedi, se alinean en torno a la sabiduría, la nobleza y la justicia, o alrededor del lado oscuro, no tan fuerte pero sí más rápido de alcanzar, más fácil y más seductor. Es posible que hayamos intentado encaminar a ciertos clientes y los demos ya por causa perdida. A todos éstos, bienvenidos a la orden Sith.

Sígueme en Twitter: @olmogarcia / Ilustración: Oliver Montiel

Share Button

Olmo García  

De naturaleza esencialmente autodidacta. Soy director de arte en BOLD, profesor de workshops en diversas escuelas de diseño y responsable de contenidos de eZOO. Llevo gafas y me dejo barba para camuflar mi cara de niño. Ver perfil →


y tú...¿qué opinas?



Una valiente opinión

  1. […] este escupitajo en respuesta al de ayer escrito por Olmo, en el que considera que los concursos abiertos de diseño son buenos. Yo no lo creo. Comparto la afirmación de que “entretiene a los clientes molestos” y […]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR