El corto de animación no es sólo para niños

   /   31 marzo 2014   /   Publicidad Corto animación slimtime

¿Todavía crees que los cortos de animación son para niños? Viendo estos seguro que replanteas tu modo de verlos.

Desde hace algún tiempo que el mundo del cine carece de originalidad. Al margen de algunas excepciones, actualmente las películas se clasifican en función de si son (malas) adaptaciones de libros, comedias románticas, películas de miedo o películas de ficción distópica, siendo estas últimas las que muestran una versión más que pesimista de lo que será el mundo en los próximos años. Ahora bien, hay una parte del sector audiovisual que tendemos a olvidar y que año tras año mejora tanto en lo que dice como en la manera en cómo lo dice.

Me refiero a los cortos de animación, y es que hoy en día éstos van mucho más allá de los simples dibujos para niños. No hace mucho que encontré un par de cortos que me parecieron muy interesantes porque consiguen mostrar ciertas problemáticas sociales en un tono inusualmente desenfadado y divertido. Os los dejo para que extraigáis vuestras propias conclusiones:

¿Y bien? Me gusta mucho ese doble sentido que puede dársele a ambos cortos, y es que un niño los verá de forma completamente distinta a como lo hará un adulto. Como persona adulta, yo interpreto “El vendedor de humo” como una divertida metáfora de lo que es nuestra sociedad actual, donde nos venden humo, literalmente, en forma de codiciados y caros objetos que cualquiera de nosotros querría tener. A los personajes de este corto se les ofrece la posibilidad de conseguir aquello que normalmente no pueden permitirse, y el espectador comprueba cómo la reticencia de un pueblo habituado a una forma de vida sencilla no tarda en dejar paso a la euforia de poseer cuantas más cosas mejor. Sin embargo, la llegada de la lluvia lo hace desaparecer todo: aquí, la lluvia sería la obsolescencia programada de muchos artículos tecnológicos, el lanzamiento de nuevos productos y las decisiones del fabricante que intentan dejar fuera de juego a los productos más antiguos (como en los casos de Nintendo y de Windows que comenté en un post anterior) o el simple suceder de las modas, que hace que los demás nos conciban como personas modernas o desfasadas y que, en general, se fijen una idea de nosotros en función a lo que consumimos y poseemos.

En el segundo corto vemos cómo incluso la belleza se convierte en un producto que puede comprarse y venderse. Descubrimos el extraño centro de adelgazamiento a través de la figura del marido, quien, de la misma manera que alguien se da cuenta por primera vez de la presión que existe actualmente sobre nuestro físico, no acaba de entender muy bien qué está sucediendo a su alrededor. El centro estético tan y tan tecnológico que se nos muestra no es más que una parodia de los centros de cirugía estética que ya han proliferado en la realidad, e irremediablemente también acabamos relacionándolo con el sinfín de productos de alimentación pensados para “mantener la línea” o, si mucho me apuras, hasta con las fajas reductoras de la teletienda. No queremos ser rechazados por la sociedad, y eso nos lleva tanto a comprar todo el humo que haga falta como a decorar y pulir constantemente nuestro aspecto físico para adaptarlo al canon estético vigente.

Siempre intentamos concienciar de los problemas que existen en la sociedad, y más concretamente en la sociedad capitalista, a través de explicaciones y palabras. Pero… ¿no quedaría acaso más claro si lo mostráramos con contenidos audiovisuales que también son capaces de divertir y entretener?

Share Button

Ainoa Marco  

Estudiante de Publicidad y RR.PP. ¿Fotógrafa? ¿Diseñadora gráfica? Brotes verdes de artista. Reflexiva. Curiosa. Ciudadana del mundo. Ver perfil →


y tú...¿qué opinas?


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR