El champú de caballo y la conciencia gregaria española

   /   21 julio 2014   /   Publicidad Champú de caballo

El sentimiento gregario de nuestra sociedad es el caldo de cultivo de campañas y “modas” absurdas. Y no podemos evitarlo.

El boom de los champús de caballo surgió hace ahora dos años y puso de manifiesto la forma de funcionar de la sociedad española: somos gregarios y hacemos más caso de lo que nos dicen nuestros semejantes que de aquello que nos dicen los profesionales (principalmente si es contrario a lo que queremos creer).

Antecedentes

Durante 2012 empezaron a circular en YouTube videos de personas que afirmaban estar utilizando champú para caballo para lavarse el pelo y que los resultados que obtenían eran magníficos: tenían el pelo más grueso, brillante y les crecía mucho más rápido, todo ello gracias a la biotina, el “ingrediente mágico”. La mayoría de los usuarios que subieron videos dando su testimonio y opinión sobre estos champús tienen muchos seguidores y una masa crítica que se cree a pies juntillas lo que dicen, sin siquiera cuestionarse si aquello que están diciendo tiene una base científica detrás o si quien está protagonizando el vídeo tiene algún tipo de estudios que les permitan hacer tales afirmaciones. Son videos que acumulan, en la mayoría de casos, más de 70.000 visitas, aquí os dejo un ejemplo:

Desde diversos organismos se insistió en afirmar que dichos “beneficios” no eran reales y que se trata de un producto no apto para el uso en humanos, el champú de caballo (no hay que ser muy inteligente para deducirlo) es para uso veterinario. El Dr. José Carlos Moreno, jefe de Dermatología del Hospital Reina Sofía de Córdoba dijo que:

“Los champús son unos cosméticos muy bien estudiados que sirven para lavar el cabello, pudiendo mejorar sus condiciones cosméticas. En algunas ocasiones pueden ser beneficiosos en el tratamiento de patologías de cuero cabelludo, pero en modo alguno tiene eficacia sobre la caída del cabello ni sobre su prevención. Esta creencia es una consecuencia del “boca a boca”. La biotina es una vitamina, del grupo B, que puede tener eficacia en algunos tipos de alopecia, pero ingerida, es decir, que no se absorbe de forma tópica (aplicada sobre el cabello, en este caso). Todo este revuelo carece de rigor científico.”

El Colegio de Farmacéuticos de Castellón también hizo público un post  en el que indican exactamente lo mismo, con un tono más irónico.

Es decir, que aquellos que lo usan caen en una especie de “efecto placebo” que les hace creer que el champú hace lo que “dicen que hace”, pero no hay base científica que lo demuestre.

Reflexión

¿Qué sucedió? Que el uso del champú se extendió enormemente, hasta el punto de que grandes marcas como Mercadona  vieron un filón y empezaron a producir y vender champús de caballo con biotina (¡a 6,50€!) y a tratar de venderlo aprovechándose de técnicas de marketing y sobretodo, aprovechando la ingente cantidad de videos que circulan por internet afirmando que el champú de caballo es “mágico”.

La sociedad española (y muchas otras) pecan enormemente de este gregarismo, protagonizado e iniciado por la religión católica desde hace años y estudiado por filósofos como Freud. El gregarismo es innato y nos sirve para combatir la soledad y para poder “sentirnos parte de algo”. Si quieres pertenecer a determinado grupo debes adoptar sus costumbres, hábitos y acciones, porque si intentas hacer lo contrario, jamás podrás pertenecer a él… y son los grupos sociales los que, en cierta manera, nos dan identidad porque permite que se nos identifique con determinados valores. Sino, ¿a santo de qué se populariza de repente una marca entre los adolescentes? Si no la llevas, estás out y te apartan. Y ya no hablemos de intentar ser la voz crítica que piensa distinto al resto del grupo.

Comportamiento gregario

Por ello siempre me surge el mismo tipo de duda: ¿tan gregarios somos que sólo por el mero hecho de que alguien “del grupo” use algo que cada vez se está popularizando más nosotros también lo usamos? ¿sin cuestionarnos nada? ¿creemos antes a “mucha gente que lo hace” que no a análisis de profesionales?

Y otra pregunta que lanzo: ¿Y si estos videos de “testimonios” tuvieran detrás una empresa que quiso lanzar este tipo de champú? De esta forma, serían youtubers famosos quienes nos estarían aconsejando y no una gran campaña publicitaria carísima.

El marketing y publicidad seguirán teniendo vía libre para vender cualquier cosa siempre. A menos, claro está, que seamos capaces de replantearnos lo que vemos y leemos y empecemos a buscar otros puntos de vista.

Share Button

Cris Busquets  

Crítica con todo lo que me rodea, me gusta cuestionarlo todo y buscar siempre el "otro punto de vista"; nada es nunca lo que parece. Me interesan el branding y las marcas, el diseño, el mundo digital, el arte callejero y la música de Bowie.... Ver perfil →


y tú...¿qué opinas?


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR