¿Cuánto debo cobrar? Cómo justificar tus tarifas como freelance

   /   7 febrero 2015   /   Emprender Cómo justificar presupuesto freelance

Un pequeño truco que te ayudará a aprender cómo puedes justificar tu precio/hora en los presupuestos que envías al cliente

Cuando empecé a trabajar como diseñadora autónoma no tenía ni idea de qué cifra debería cobrar a mis clientes. Consulté diversas calculadoras online que teóricamente te ayudan a establecer un precio por hora en función del tiempo que trabajas, circunstancias personales y otras decenas de variables más.

En mis presupuestos siempre incluía un desglose de tareas por hora, el precio/hora que tenía establecido y el total, pero eso a menudo no era suficiente para convencer al futuro cliente que debía contratarme a mi. ¿Por qué? Porque él no veía la relación entre el dinero que me tenía que pagar y el resultado que obtendría.

Está claro que podrías usar el argumento de la imagen, pero está muy manido: justificar lo que cuestas porque llevas muchos años estudiando es absurdo, al cliente le da absolutamente igual que hayas estudiado 4, 6, o 70 años.

Justificar precio por hora

Pregunta, investiga y ve más allá

En un principio, si el cliente venía a pedirme el diseño de una web, me limitaba a desglosar las tareas que incluiría el proyecto y ya está. Obviamente, con eso, es muy difícil convencer a nadie (sobretodo si la cifra es relativamente alta). Después de algunos presupuestos fallidos, hice el ejercicio de ponerme en los zapatos del cliente: si yo pido un presupuesto a alguien es porque necesito resolver un problema. Si por ejemplo, pido una página web, es porque quiero cumplir un objetivo determinado: conseguir más leads, incrementar las visitas y el engagement, vender más productos, etc. ¿Cómo sé que aquellos números que se reflejan en el papel me resuelven eso?

No es tan difícil como parece que el cliente te diga cual es su motivo real. Antes de enviar un presupuesto suelo enviar un pequeño brief que me permite entender todo lo que rodea a la empresa y comprender el proyecto en un sentido global, de esta manera no me quedo solo en un “tengo que diseñar una web para X”. A menudo es posible que tengas que deducirlo, pero estos puntos te pueden servir de guía cuando hables con ellos.

  • Escucha: deja que tu futuro cliente te explique de qué va la empresa, qué necesidades resuelve, su historia, etc. Pregúntale qué es lo que quiere exactamente de ti. ¿Una marca? ¿El diseño de la web? ¿Con o sin programación?
  • Encuentra “la llave”: puedes intentar que él mismo te diga qué sucede. Basta con iniciar la frase con un “¿Por qué necesitas X?”, “¿Qué ha sucedido para querer cambiar la web/marca?”, “¿Cuáles son los objetivos a alcanzar?”

Una vez sepas qué problema resuelves, es hora de orientar el presupuesto hacia ese punto. Hay que demostrarle que comprendes perfectamente cual es su problema básico y que todo el trabajo que tú hagas irá orientado a ayudarle a solucionarlo.

Qué incluir en el presupuesto

Más allá del desglose de tareas, precio, precio/hora, términos y condiciones y demás parafernalia clásica, tómate tu tiempo para incluir, antes de todo esto, un párrafo explicando cómo conseguirás resolver su problema: incluye datos que el cliente te haya dado e información complementaria que lo sustente, así como una pequeña orientación de cómo trabajaras.

Ponte en la piel del cliente: él quiere ver que va a gastar dinero pero también que ese gasto le ayudará. No es lo mismo vender “una página web” que “una página web orientada a incrementar un 2% el engagement de la web”.

Elaborar un presupuesto así puede significar más tiempo para prepararlo y también dedicarle más horas al cliente, pero dado que ahora está más justificado, no debería ser difícil incrementar un poco las horas destinadas a cada tarea para cubrirte las espaldas.

Conclusiones

Evidentemente no es una fórmula definitiva que hará que te acepten todos los presupuestos, pero es una buena herramienta para diferenciarte del resto y dejar de ser un “simple” freelance que solo busca ganar dinero. Es muy posible que el cliente haya pedido muchos presupuestos: ¿cómo crees que verá uno que le mencione su problema y se posicione como la opción que le ayudará a resolverlo? Serás un freelance preocupado por construir una buena relación con su cliente y que encima, resolverás un problema.

Share Button

Cris Busquets  

Crítica con todo lo que me rodea, me gusta cuestionarlo todo y buscar siempre el "otro punto de vista"; nada es nunca lo que parece. Me interesan el branding y las marcas, el diseño, el mundo digital, el arte callejero y la música de Bowie.... Ver perfil →


y tú...¿qué opinas?


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR