Cómo encontrar empleo con todo en contra (II)

   /   18 febrero 2014   /   Véndete Haz una lista de tus habilidades

Coge un papel y empieza a escribir en qué eres jodidamente bueno. Es el primero paso para lograr encontrar empleo, ¡aplícate!

En el anterior escupitajo de esta serie te conté cómo conseguí trabajo escribiendo lo mismo de 365 formas distintas. Y te dije que tu también podrías hacer algo igual, que conseguir un empleo gracias a tu notoriedad está a tu alcance. ¿Por que, eres creativo/a de verdad, no?

Segundo punto (de ocho) para conseguir trabajo: ¿Qué sabes hacer jodidamente bien?

Cuando naciste, durante un instante fuiste la persona más joven del planeta. En momentos infinitesimales, eres un/una crack en algo o puedes ser el primero en una especialidad muy muy concreta. Puede que sean los 15 minutos de gloria de Warhol, quién sabe. Pero este es el etéreo punto de tu estrategia: buscar en qué destacas. No es ninguna locura, de verdad: cuando una marca tiene demasiada competencia en una categoría se inventa otra nueva, se crea un reino dónde sí gobernará. Starbucks no vende cafés y Lego no vende piezas de construcción.

Te voy a presentar a un tipo. Se llama Ashrita Furman y (agárrate) tiene el récord mundial de batir récords mundiales. ¿Cómo lo hace? Busca marcas que no estén batidas o que ni tan siquiera se contemplen, crea la especialidad, se entrena y los bate. Punto. Si nadie ha estado ahí antes, ¡ser el primero que llegue solo requiere el esfuerzo de llegar!

¿Cómo encontrar tu reino? Hazte preguntas… ¿Que es lo que todo el mundo te pide que hagas? ¿Para qué se confía en ti indiscutiblemente? ¿En qué te conoce todo el mundo? ¿Que es eso que llevas tanto tiempo haciendo que si le echaras un par de años más serías una figura? Tiene que ser algo relativamente cercano al campo en el que quieres trabajar, pero con ciertas reservas: no estamos hablando de una habilidad profesional pero sí de algo que se le parezca.

Mi ejemplo personal (si tienes la teoría clara, puedes saltártelo): yo sé descorchar botellas de cava a espadazos, a lo Napoleón. Ya, pero eso no sirve (además, internet está lleno de gente que lo hace). También sé escribir. Llevo desde los 14 años haciéndolo cada día. Eh, ¡por ahí! Pero todo el mundo escribe. Bueno, hay que detectar una especialidad en la que puedas ser el mejor. ¿Textos que cambien de sentido al leerse al revés? Muy visto. ¿Textos con distintos significados en las líneas pares e impares? Mi actual jefe me dijo en mi entrevista que eso ya estaba hecho. Quita, quita. Yo sé escribir. En mi anterior trabajo no tenía un equipo fijo, estaba en muchas cuentas a la vez. El mismo día escribía un folleto para vender planes de pensiones a unos señores muy serios, una web con tono maternal para embarazadas o una promoción súper cañera de un snack para preadolescentes. Ahí está. La diferencia entre una habilidad y www.365formasdepedirtrabajo.com fue cuestión de voluntad y de tiempo. Ahora tengo trabajo y antes no.

Coge una hoja en blanco, divídela en dos partes y empieza a listar en la parte izquierda tus posibles habilidades y candidatas a convertirse en tu don. Y si aún estás dudando sobre ello, lo siento: tienes deberes y además manidos: leerte The element (El elemento) de Ken Robinson para descubrir cuál es tu vocación y qué puedes aportar al mundo los próximos años de tu vida.

¡Continuamos con el tema el próximo martes!

Share Button

Oscar Arenas Larios  

Un mal copy que tuvo que repetir su carta de presentación decenas de veces para que le ficharan en AFTERSHARE.TV. También escribo en Hemisferi dret y en Piensa es gratis.


y tú...¿qué opinas?



3 opiniones

  1. […] si has llegado hasta aquí es que sabes en qué quieres trabajar, sabes qué se necesita para hacerlo y sabes qué puedes ofrecer tú para demostrar que tienes esas habilidades. O al menos para […]

  2. […] de este artículo seguro que empezará a definirse. Si ya sabes en qué quieres trabajar y ya has descubierto tu don para lograrlo… Ha llegado el momento de pensar qué se necesita para trabajar en lo que has […]

  3. […] la vista atrás: conseguir trabajo es una cuestión de demostrar tus habilidades, a ser posible, de forma notoria. Sin embargo, puede que, al tener que encajarlas con lo que el […]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR