Coca-Cola se viste de Pepsi

   /   9 marzo 2015   /   Diseño Coca-Cola se viste de Pepsi

Coca-Cola sorprende a propios y a extraños con un giro en su estrategia de marca. ¿Es un movimiento acertado?

Coca-Cola sorprendió la semana pasada con un evento secreto en la calle Méndez Álvaro de Madrid, un sitio nada convencional: una estación de mercancías junto con una playa de vías. Construyeron allí la “Estación de la Felicidad“, con una alfombra roja que conducía al hangar donde se habían citado a 700 invitados: periodistas, famosos, stakeholders y empleados de la marca esperaban expectantes ver qué sucedía.

La sorpresa se produjo cuando se anunció que Coca-Cola cambiaba de estrategia para centrarse en una de “marca única“: hasta ahora, los productos actuaban como marcas únicas (Coca-Cola, Coca-Cola Zero y Coca-Cola Light), tanto a nivel de diseño como a nivel publicitario. Tras 129 años de historia, la marca decide “ser más Coca-Cola que nunca” y reinventarse.

A partir de ahora, existirá un diseño único para todas sus latas, con el rojo como protagonista y detalles en color para seguir identificando qué producto se compra:

Coca-Cola - Nueva estrategia de marca

En cuanto a la publicidad, dejarán de existir las otras marcas y se comunicará únicamente con “Coca-Cola“. Este cambio se representa con el “nuevo” logotipo de la marca, que engloba las cuatro botellas y colores:

Coca-Cola - Nueva estrategia de marca

La nueva estrategia

Independientemente de las causas que hayan producido este cambio en la legendaria marca, según los propios creadores, la nueva estrategia de marca única hará más fácil la elección en las tiendas, ya que el rojo será el color que predominará en los lineales.

Implica recuperar la identidad de marca, que con tantos productos había quedado un poco mermada: Coca-Cola siempre se ha identificado con el color rojo, pero con el lanzamiento contínuo de nuevos productos este se iba perdiendo y algunos de ellos acababan por homogeneizarse.

En las botellas el cambio será más brusco: no llevarán etiquetas y únicamente se identificará el producto porque llevará la marca blanca destacando sobre el fondo oscuro del producto.

El objetivo, al fin y al cabo, es extender la iconicidad y fortaleza de la marca original a todas sus variedades.

Se trata además de un trabajo interno: la filial española no ha trabajado con ningún estudio de diseño o agencia; el trabajo se ha llevado íntegramente desde dentro de la propia empresa, trabajando con la sede central de Atlanta.

Al consumidor… ¿que le den?

Como siempre, los argumentos de las marcas están (perdonad la redundancia) bien argumentados y cumplen su cometido, vender motos. Está por ver si el cambio gusta a los consumidores, pero está claro que Pepsi estará encantada con el cambio.

Actualmente existen decenas (por no decir centenares) de bebidas carbonatadas y refrescos. Ir al supermercado y tratar de ir rápido es toda una odisea, ya que la mayoría de diseños se parecen mucho y pararse frente al lineal es arriesgarse a sufrir un ataque epiléptico con tanto color, tipografías, tamaños y precios.

Los nuevos diseños de Coca-Cola quedarán así (gracias a Brandemia):

Coca-Cola: Cambio packaging

La mayoría tenemos asociado que negro es zero, plateado light, si lleva algo amarillo es que lleva limón y si es dorado, no tiene cafeína. El cambio obligará al consumidor a estar más tiempo mirando la lata (el rojo se come el resto de colores y si vas rápido, parecen casi todas iguales), además de que deberá aprender a comprar Coca-Cola de nuevo.

Como decía, sobre el papel es todo muy coherente, con sentido, alineado con la marca, sus valores y objetivos pero… no olvidemos que quien tiene la última palabra es siempre el consumidor. Y habrá que ver como reacciona.

¿Coca-Cola es Pepsi?

De sobras es sabido que ambas marcas llevan años peleándose por ser el líder del mercado, posición que casi siempre ha tenido Coca-Cola con contadas excepciones (y a menudo, por errores de la marca de Atlanta, como cuando cambiaron el sabor). El nuevo packaging de Coca-Cola parece que quiera ayudar al consumidor a confundirlo con Pepsi. Una imagen vale más que mil palabras:

¿Coca-Cola o Pepsi?

Y tú… ¿qué opinas?

Share Button

Cris Busquets  

Crítica con todo lo que me rodea, me gusta cuestionarlo todo y buscar siempre el "otro punto de vista"; nada es nunca lo que parece. Me interesan el branding y las marcas, el diseño, el mundo digital, el arte callejero y la música de Bowie.... Ver perfil →


y tú...¿qué opinas?



Una valiente opinión

  1. Justo opino lo contrario, ahora mismo cada bebida de Cocacola lucha en el lineal con otras tantas. Por ejemplo Cocacola Zero frente Pepsi Max, al unificar línea gráfica convierten todos los productos en un bloque en el lineal del supermercado.

    Lo que está claro y es de manual es que convertir todas sus marcas en una única superbrand es algo que puede resultar positivo a corto plazo, pero a largo no tanto. Me crea mucha curiosidad ver el desarrollo de todo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR